EL GRAN DICTADOR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pocos días después de estallar la Segunda Guerra Mundial, Charlie Chaplin comenzó el rodaje de “El Gran Dictador”, considerada hoy día como una de las mayores obras maestras del cine, en especial la escena que vamos a recordar hoy. Chaplin, que interpreta a un barbero judío al que confunden con un dictador, llega al clímax de la película al colocarse frente a las tropas para pronunciar un discurso con el que comenzará la conquista del mundo. Pero en realidad, el mensaje que Chaplin transmite es un poderoso alegato antifascista, quizá el más impactante que yo recuerde, y que le llevó a ser investigado por el Comité de Actividades Antiamericanas, lo que le valió el exilio.

 

El propio Adolf Hitler vio esta película en dos ocasiones, pero nadie sabe qué opinó sobre ella. Chplin dijo en una entrevista que hubiera dado cualquier cosa por saber qué le pareció.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s